1|NIVEL PRIMARIO

Más oportunidades para aprender

II Seminario Nacional de Formación e Intercambio de Maestros Comunitarios (CAI)

Durante los días 28, 29 y 30 de junio se desarrolló el II Seminario Nacional de Formación e Intercambio de Maestros Comunitarios donde se analizaron estrategias de ampliación de las trayectorias educativas y escolares de niños y niñas. En las jornadas, de las que participaron representantes de 18 jurisdicciones del país junto al equipo de Maestros Comunitarios de la República Oriental del Uruguay, se debatió acerca de las formas de enseñar en las escuelas y en los Centros de Actividades Infantiles (CAI).

Directores de Nivel Primario, referentes de políticas socioeducativas, coordinadores jurisdiccionales CAI y Maestros Comunitarios se reunieron para revisar el camino iniciado hace un año y analizar juntos las dimensiones pedagógicas de su tarea. El objetivo fue trazar futuras líneas de acción para esta estrategia socioeducativa que mejora la experiencia escolar y apunta a que todos estén en la escuela con igualdad de oportunidades.

La agenda de las jornadas contempló distintos momentos. Las capacitaciones constaron de conferencias ofrecidas por especialistas como Flavia Terigi, Pablo Pineau, Laura Santillán, Graciela Almirón y el equipo del Programa Maestros Comunitarios de Uruguay, de cuya experiencia se tomó la figura del Maestro Comunitario de los CAI.

Además de las charlas, hubo espacios para compartir prácticas de inclusión y presentar inquietudes. Se trabajó en talleres con diversos materiales para la enseñanza como la colección Piedra Libre, una biblioteca de literatura y material del Programa Nacional de Educación Sexual Integral, entre otros. El desafío fue pensar qué se enseña, cómo y para qué.

Los CAI son más escuela

Los Centros de Actividades Infantiles se proponen ampliar el universo cultural y fortalecer las trayectorias escolares de los niños y niñas que requieren mayor apoyo pedagógico y acompañamiento para acceder o completar sus estudios, con el objetivo de cumplimentar el derecho a la educación. Funcionan en la escuela, donde se ofrecen diversas actividades artísticas, científicas, deportivas, tecnológicas y recreativas, a cargo de maestros talleristas que diseñan propuestas de inclusión cultural y participación social.

En los CAI los niños cuentan con el apoyo pedagógico de los Maestros Comunitarios, quienes además profundizan el vínculo de la escuela con la familia y la comunidad.

Pensar los mejores caminos

La apertura del encuentro estuvo a cargo del Director Nacional de Políticas Socioeducativas, Pablo Urquiza, quien invitó a los asistentes a compartir, a lo largo de las jornadas, sus experiencias locales vinculadas con la inclusión social y educativa. "Es un día de fiesta para quienes trabajamos en políticas socioeducativas porque hace tiempo venimos diseñando este encuentro que hoy se hace realidad", - expresó.

La Subsecretaria de Coordinación del Ministerio de Educación de La Pampa, Mónica Dell´ Acqua subrayó: "Hoy tenemos la oportunidad de estar discutiendo una posibilidad más que tienen los chicos para estar en la escuela" y aseguró que cuando este año se lanzaron los indicadores escolares de su provincia pudo observarse que la tasa de repitencia tuvo una mejora satisfactoria a partir de la implementación de los CAI. "Además -aseguró la funcionaria- "se estrecharon los vínculos con la comunidad y la familia, y esto modificó directamente la trayectoria escolar de los chicos".

Por su parte, el Director General del Consejo de Educación Inicial y Primaria de Uruguay, Oscar Gómez, se refirió al papel histórico de la educación en Latinoamérica y en su país. Destacó la reacción de los maestros ante la fractura social que provocó la crisis de 2002 en la vecina república. "Una de las respuestas educativas fue la de los Maestros Comunitarios, que funcionaron como vehículos que permitieron integrar a personas que estaban totalmente fuera del sistema, que habían quedado como extranjeros en su tierra", expresó.



Gómez subrayó que el rol de los Maestros Comunitarios es una excelente propuesta para integrar en redes a la sociedad y explicó: "Son articuladores de la política pública para la infancia, un elemento de unidad de la escuela que le permite robustecerse a partir de la interacción con otros".

En este sentido, Silvia Storino, Directora Nacional de Nivel Primario, hizo una observación a la que todos los presentes asintieron: "La presencia de Maestros Comunitarios en este encuentro es la expresión de un Estado que intenta preocuparse por cada uno. Sé que si yo les preguntara a ustedes con quién trabajan, seguramente me podrían nombrar uno por uno los chicos que son parte del CAI".

Hacia el final del encuentro se presentó el Cuaderno de Notas IV: Maestras Comunitarias y Maestros Comunitarios. En este material se incluyen relatos y experiencias para los docentes que se desempeñan en el proyecto CAI. El propósito es repensar los vínculos entre la familia, la escuela y la comunidad, y generar nuevos espacios y sentimiento de pertenencia.

En el cierre de las jornadas primó la emoción. Mediante el relato compartido de Maestras Comunitarias e integrantes del equipo nacional las voces del CAI se hicieron presentes ante la mirada atenta de los asistentes. Experiencias e historias de vida dieron cuenta de la importante tarea llevada adelante por los maestros.

La Subsecretaria de Educación, Mara Brawer, fue la encargada del cierre del encuentro y en este marco destacó que los maestros son el Estado presente y que el desafío actual es considerar a la diversidad como parte de la concepción educativa. "No existe un modelo único de alumno. Los sujetos de derecho a la educación son la diversidad de nuestros chicos y jóvenes". Además, afirmó que "la escuela es el catalizador que permite transformaciones sociales", sostuvo.

Palabras del Ministro de Educación, Alberto Sileoni

"La educación es uno de los derechos más importantes porque dispara y posibilita el ejercicio de otros derechos. Nosotros, los docentes, tenemos el extraordinario privilegio de educar personas. Pocas profesiones humanas tienen ese privilegio tan insondable, tan profundo. Tenemos que saber que nuestra tarea es una tarea política. Es una tarea técnica también, por supuesto, pero es una tarea política en términos de la emancipación de la persona, de librar de ataduras, lograr que los niños se independicen y puedan empezar a pensar como sujetos propios. (…) Sabemos el valor que tiene el Estado porque cuando se retira no pierden todos por igual, pierden algunos más que otros. Por eso, es necesaria una escuela pública muy potente que esté detrás de los que menos tienen, con miradas que colaboren con la independencia de los otros".